Gilbertástico

Gilbertastico

Gilbertástico es un músico y compositor valenciano de estilos varios, afincado en el rock sinfónico, el clasicismo pervertido, la electrónica chisporroteante y la decadencia post-industrial. Armado habitualmente de un piano y otros teclados (la mayoría procedentes de un pasado futurista medio lejano); desarrolla sus directos de diferentes formas en los que la tragedia, el humor y la desolación de los tiempos modernos se unen para dar vida a sus canciones.

Siempre ecléctico, coqueteó con la música barroca en su primer álbum, “Versalles”, con el pop preciosista y vigoroso en “Heil Gilber”, la banda sonora sin película en “Música Inframental” y el folk mágico en “El que corre con los búfalos”. Ahora Gilbertástico da un paso hacia la historia con su nuevo trabajo, “14-18”, una electrópera rock dividida en tres capítulos sobre la Primera Guerra Mundial de la cual ya se ha publicado la primera entrega.

En directo, tanto si va acompañado por su banda o en solitario, es impredecible en cierto modo, aunque casi siempre muy visceral y emotivo. Cuando las ocasiones lo permiten se hace acompañar de músicos-guía que le ayudan a encontrar el camino correcto: Antonio J. Iglesias y Jorge Lorán (ambos de Dwomo, Le grand miércoles…) o el chelista Exequiel González, habituales colaboradores en la grabación de sus álbumes.

Gilbertástico, además de en su proyecto, ha colaborado y sigue haciéndolo con multitud de bandas. En la actualidad ejerce de teclista del grupo del holandes Rick Treffers, Mist, también acompaña al piano a la artista multidisciplinar Ana Elena Pena. Actualmente está colaborando con la banda valenciana Sénior i el cor brutal así como con el veterano cantautor  Julio Bustamante.

14-18

Un musical sobre la Gran Guerra en tres capítulos

Capítulo primero

“Gavrilo”

Hay novedades desde el frente; llegan informaciones, noticias, datos, victorias, bajas, plazas tomadas, enclaves perdidos. El código morse empieza a coger ritmo, sus pulsaciones dejan de ser notas únicas y repetitivas hasta formar una melodía. La campaña ha empezado.

Gilbertástico tiene nuevo trabajo, “14-18” y esta vez se trata de un disco temático sobre una hecho terrible, una serie interminable de batallas, un conflicto que iba a acabar con todos los demás: la Gran Guerra.

El primer capítulo, “Gavrilo” se publicó precisamente un 28 de junio, el mismo día en el que el heredero de la corona austro-húngara Francisco Fernando visitaba Sarajevo hace 102 años, y lo hacía por última vez pues sería asesinado por el protagonista de esta primera entrega, Gavrilo Princip. Este atentado ha sido situado por los historiadores como el inicio de la Gran Guerra.

“14-18” es una “electrópera-rock” dividida en tres capítulos de dos canciones cada uno. De los dos temas uno actúa como pieza principal y el otro sirve de relato poliédrico de diferentes aspectos de la contienda.

Las composiciones son de largo recorrido y en ellas se mezclan elementos digitales y fantásticos con instrumentos reales en una proporción cambiante, ya que son muchas las atmósferas que se recorren en cada una de ellas.

La parte electrónica del disco se grabó al completo en Estudios Dédalus, la guarida del autor; para los instrumentos reales y la mezcla final se recurrió al estudio El Sótano, regentado por Dani Cardona (Una sonrisa terrible, Desguace Café). El mismo Dani colaboró en gran medida en la producción y además tocó las baterías de la segunda canción, “El infierno es demasiado bueno para los hunos”. La masterización fue obra de Enrique Soriano de Crossfade Mastering. Las ilustraciones de la portada y la hoja de escucha corren a cargo de Lucilda Velasco, artista gráfica y modista valenciana que tiene su propia línea de ropa llamada Corte de Mangas Confecciones.

Gilbertástico une con “14-18” dos de sus pasiones para hablar de un tema que, a medida que se profundiza en él, no deja de sorprender. Porque la Gran Guerra, pese a todo, sigue siendo un misterio, así como sus consecuencias, todavía visibles hoy en día en varias partes del mundo. 

Este primer capítulo se editará de forma únicamente digital y cada descarga incluye las canciones en alta resolución, la portada y un libreto de 16 páginas llamado la “Hoja de escucha”: letra, aclaraciones sobre personajes y hechos e ilustraciones, un documento que sin duda es parte de la propia obra y que de algún modo la completa.